Mereció la pena

 

 Ahí va una canción
a nuestra generación...
A todos los que hemos perdido,
a la generación
de los 15 minutos de sexo apresurado,
entre tontos, entre necios besos que no tienen precio
y gente del montón.

Ahí va una canción a tu generación,
la tuya que es la mía,
la que rebosa hipocresía
no me quejo... lo tenemos merecido
por haber creído,
por haber crecido
frente a un televisor.

La generación del orgullo del mediocre,
del pasar desapercibido,
de la mierda color ocre que ha suplantado nuestra imaginación,
del se mira pero no se toque
y de mi incomprensión.

Siéntete engañado, siéntete manipulado,
siente como hemos perdido todo por lo que lucharon.
Vive como si murieras,
para poder morir diciendo que ésto mereció la pena.

Matamos revoluciones
y ahora que el tiempo ha pasado
no hay a quien echar la culpa y el sistema ha fracasado.
Seguimos siendo esclavos de un trabajo de una moda...
y la vida, una vida vale, céntimos de dollar.

Los que nacimos tarde en esta era digital,
los que vamos perdiendo hasta la facultad de hablar...
Todo sabe a plástico
y lo autentico escasea,
pero no vivimos,
porque nos morimos por sentir lo que sea verdadero.

Éste es el mensaje para los supervivientes
a esta selva de cemento, a esta escuela de inconscientes,
donde todo es menosprecio a lo que sea diferente
pa' matarnos a las personas y alejaron gente de mentira.

Siéntete engañado, siéntete manipulado,
siente como hemos perdido todo por lo que lucharon.
Vive como si murieras,
para poder morir diciendo que ésto mereció la pena.

Aunque la vida se me escapa, dejando un mal sabor de boca...
en un segundo cabe un mundo hay que vivirlo a quemarropa...
cada trágico final,
cada cruce de miradas,
cada sonrisa,
cada calada en cada madrugada.

Aunque algunos ya se han ido, otros se van volviendo locos. 
De los que sobrevivimos cada vez somos más pocos.
Si sientes
que sentir no está de moda,
bienvenido...
bienvenido a la oda
de nuestra generación.

Siéntete engañado, siéntete manipulado,
siente como hemos perdido todo por lo que lucharon.
Vive como si murieras,
para poder morir diciendo que ésto mereció la pena.

(Mereció la pena... mereció la pena...)
Cada sensación que maquilló este sin sentido...

(Mereció la pena... mereció la pena...)
Cada polvo, cada lengua, cada minuto compartido...

(Mereció la pena... mereció la pena...)
Y cuando llegue la muerte
si pregunta le diremos...

(Mereció la pena... mereció la pena...)